No guidance from the spirit guides
Susan Cianciolo, Laida Lertxundi, Natsuko Uchino

Para su última exposición en el espacio de la calle Hernani 21, Cibrián tiene el placer de reunir tres artistas cuyas prácticas engloban la idea de la continuidad como un cambio biológico, emocional y formal permanente. Estas obras, que abarcan arte, ecología, moda y cine, plantean múltiples puntos de entrada, lo que permite que los espectadores puedan darles forma. Esta devoción por la apertura y la atención extrema a lo sembrado es un proceso largo e inclusivo que todas las artistas conocen muy bien. Los aspectos relacionales de su trabajo se desarrollan a través de rituales compartidos como los desfiles de moda, los sets de filmación, la producción de cerámica, la cocina o la enseñanza. Lo que vemos en la exposición son los residuos de tales rituales. Al igual que sus obras, las trayectorias de estas tres artistas son diferentes, pero confluyen de la forma más natural, contaminándose entre sí.

Susan Cianciolo es una artista que fundó Run Collection en 1995, una marca de moda única que ha influido en generaciones de diseñadores y artistas. Su trabajo, que se despliega tanto en el campo de la moda como en el del arte, consiste en reensamblar materiales ya existentes, encontrando la armonía en la humilde sencillez.Para esta exposición Susan Cianciolo muestra dos tipos de obras. Sus kits, que muestran objetos personales y material de archivo, que condensan en el espacio de una pequeña caja décadas de intereses y pasiones de la artista. Simplemente se colocan en el suelo. Tras de una mirada más cercana, el espectador puede captar la delicada fuerza dentro de la obra. No es tanto una confesión o una intromisión en la vida del artista, sino una destilación que se deja a la vista, una especie de regalo para el espectador. La artista también presenta dos obras murales que combinan su práctica de pintura y confección.

Laida Lertxundi es artista y cineasta. En esta exposición muestra Teatrillo, un video de 2 minutos 30 segundos dedicado al mundo antiguo de la tecnología simple y a las imágenes en movimiento. Un par de manos ponen en escena varias composiciones de imágenes dentro de un pequeño escenario de cartón para una instalación de película de tres canales no realizada. El doble significado del título, tanto «pequeño teatro» como «fingir», alude a los planes para que el proceso de trabajo se convierta en la obra misma.La artista hace un uso personal de técnicas exigentes como la película de 16 mm o el grabado, produciendo una crítica tácita de la perfección técnica. Como resultado, cuestiona los sistemas cinematográficos de significado. Con motivo de esta exposición, el diseñador Fran Fraca (Ffraca Design Office) ha diseñado un banco en el que el espectador puede sentarse a contemplar el pequeño teatro (Teatrillo).

Para su primera exposición en España, Natsuko Uchino muestra un conjunto de cerámicas y una serie de pequeños bronces. Todas las cerámicas son funcionales y hacen referencia directa a la tradición hispano-morisca. Algunas de ellas forman parte del proyecto Keramikos en colaboración con el artista Matthew Lutz Kinoy. Natsuko Uchino navega con facilidad entre el arte, la artesanía y la ecología. En sus instalaciones y performances convoca a una gran variedad de colaboradores, desde artistas hasta agricultores. Es importante destacar su particular interés por las técnicas de fermentación de los alimentos y los característicos recipientes necesarios para este proceso en el que, la función y las relaciones bacteriológicas, producen la forma. La práctica de Natsuko Uchino genera un espacio para que una serie de elementos seleccionados catalicen y reaccionen. El resultado es siempre sorprendentemente alegre.

Dates       01.07.2021 – 04.09.2021