Segment with unknown Radius es una exposición de Katinka Bock en CIBRIÁN. Esta exposición presenta nuevos trabajos así como trabajos producidos anteriormente.

Katinka Bock es una artista alemana que vive y trabaja en Francia. Su obra, expuesta frecuentemente a nivel internacional, a menudo es el resultado de un proceso que toma como punto de partida los diferentes contextos de su exposición. En consecuencia, las formas escultóricas de Bock reflejan las historias y geografías de los lugares que ha visitado y en los que ha elegido morar su obra. Una constante en la práctica de Bock es el interés por el equilibrio, entre el interior y el exterior, el pasado y el presente, los objetos banales y la intervención inesperada. Los ecos abundan mientras Bock explora el potencial escultórico de la reverberación, tanto espacial como temporal.

Desde su primera visita a Guipuzkoa con motivo de su exposición Logbook en Artium (Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Vitoria-Gasteiz), inaugurada en el verano de 2021, Bock se ha sentido atraída por la historia marítima de la región, que a su vez ha influido en sus trabajos más recientes.

Le navigateur, (2021) ubicado en lo que la artista designó intencionadamente como el centro de la galería, está inspirado en el hueso del oido de una ballena, un mecanismo anatómico del oído interno que permite a las ballenas equilibrarse y orientarse en el agua. Aquí, centra al espectador dentro del espacio de la galería, funcionando como otro tipo de sistema de navegación, un radar que se adapta a los distintos bordes y ángulos del espacio, junto con las otras esculturas expuestas. Bock vincula su práctica escultórica con los espacios acuáticos que rodean a San Sebastián, situada en el Golfo de Vizcaya, al hacer referencia a la palabra italiana annacquato. Para Atalka-Atalka, una serie ocasional de publicaciones producidas por Cibrián para complementar las exposiciones organizadas por la galería, la artista dice: “En italiano, existe un término que me parece muy bonito, “annacquato”, que significa diluirse, y perder su concentración, mezclarse con los contornos de la vida. Son situaciones que me interesan, pero está en contradicción con lo que me interesa profundamente: encontrar la forma justa. Y creo que lo que tiene sentido, es esa contradicción.“1

Una serie de fotografías en blanco y negro rodean y complementan las esculturas de Bock. Algunas de estas fotografías fueron tomadas durante la primera visita de la artista a la galería, antes de su reciente renovación, mientras que otras reflejan contextos anteriores y posteriores así como lugares significativos para ella. Bock juega con la porosidad del espacio expositivo y su entorno introduciendo elementos de otros lugares y, más literalmente, creando aberturas en las paredes de la galería a través de las cuales espacios dispares pueden comenzar a contaminarse entre sí. Este es el caso de su obra titulada Einsicht bewegt, (2021) para la que Bock ha recreado un pasillo que existió anteriormente y que fue eliminado durante la renovación de la galería, formando una línea de visión entre la calle exterior y el espacio expositivo. Esta perspectiva forzada forma una especie de marco cinematográfico, una imagen en movimiento en tiempo real que se puede ver desde ambos lados.

Al superponer gestos y temporalidades que se cruzan, Katinka Bock ofrece una lectura singular de los espacios que se va encuentrando. Las intervenciones de Bock forman espacios contemplativos, acústicos, que los espectadores están invitados a habitar y llenar.

 

 

1 ATALKA_ATALKA Numero 1. Katinka Bock, Cibrián, 2021

Fechas      12.11.2021 – 12.02.2022